Manejo de la carga frutal y productividad de duraznos conserveros

Managment of fruit load and productivity in cling peaches

Miguel Ojer, Gabino Reginato, Felipe Vallejos
Pág. 65-76. descarga_pdf

RESUMEN

 

Para determinar la relación entre la carga frutal y la productividad, medida en términos de producción destinada a mitades (PDM) y producción para pulpa, se realizó un ensayo en un monte comercial de duraznero variedad Bowen, Andross y Ross. Se utilizaron árboles injertados sobre patrón Nemaguard, condu­cidos en vaso tipo californiano e implantados a 6 m entre hileras y a 5 m entre plantas (333 árboles/ha), los que fueron raleados 20 días después del inicio de endurecimiento de carozo. La carga frutal quedó establecida en el rango de 750 a 1350 frutos/planta en Bowen y Ross y entre 850 y 1400 frutos/planta en Andross. A la cosecha se evaluó: tamaño de frutos; producción de los árboles, a través de las variables producción total, producción destinada a mitades (PDM) y producción para pulpa; y valor de la producción. La carga frutal se vinculó, con un alto grado de correlación, con todas las variables analizadas y se ob­servó una respuesta a la carga de frutos muy similar en las tres variedades en estudio. A medida que se incrementó la carga frutal, au­mentó la producción total, aunque disminuyó el peso medio de frutos. La PDM aumentó en función de la carga frutal, hasta alcanzar valores máximos con 1200 frutos/planta; por encima de un valor crítico en la carga frutal, la PDM empezó a disminuir. Los rendimientos de pulpa, en fábrica, no se relacionaron lineal­mente con los rendimientos totales del monte frutal y respondieron a una función similar a la que relaciona carga frutal y PDM. Los resultados indicaron que, con independencia del destino de la fruta, el raleo de frutos ase­guró los rendimientos y la calidad de frutos que permitieron maximizar la rentabilidad del productor, convirtiéndose en una tarea cultural imprescindible, desde el punto de vista técnico y económico.


ABSTRACT
In order to determine the existing relation­ship between crop load and yield, expressed as those processed for canning (fruit weight between 100 and 250 g, canned in halves) or puree, a trial was set in a commercial orchard on Bowen, Andross and Ross cling peaches in Mendoza, Argentina. Trees grafted on Ne­maguard, vase shape trained, and planted at 6 x 5 m (333 plants/ha) were used. Hand thinning was performed 20 days after the beginning of pit hardening, leaving a range of crop load between 750 and 1350 fruits per tree in Bowen and Ross and between 850 and 1400 fruits per tree in Andross. Average fruit size was determined as well as total yield or expressing it as share for industrial use (canning or puree); crop value was also evaluated. All these variables were tightly related to crop load showing similar responses for different cultivars.As crop load increases total yield increases but average fruit size decrea­ses. Yield for canning increases as crop load increases up to a maximum of 1200 fruits/tree; after such crop load canning yield decreases. A curvilinear relationship was also found between yield for puree and total yield. Given the fruit size and yield responses to increasing crop load, fruit thinning, among other management practices, is highly determinant to maximize canning peach profitability for the growers.
descarga_pdf

Para determinar la relación entre la carga
frutal y la productividad, medida en términos
de producción destinada a mitades (PDM) y
producción para pulpa, se realizó un ensayo
en un monte comercial de duraznero variedad
Bowen, Andross y Ross. Se utilizaron árboles
injertados sobre patrón Nemaguard, conducidos
en vaso tipo californiano e implantados
a 6 m entre hileras y a 5 m entre plantas
(333 árboles/ha), los que fueron raleados
20 días después del inicio de endurecimiento
de carozo. La carga frutal quedó establecida
en el rango de 750 a 1350 frutos/planta en
Bowen y Ross y entre 850 y 1400 frutos/planta
en Andross. A la cosecha se evaluó: tamaño
de frutos; producción de los árboles, a través
de las variables producción total, producción
destinada a mitades (PDM) y producción para
pulpa; y valor de la producción. La carga frutal
se vinculó, con un alto grado de correlación,
con todas las variables analizadas y se observó
una respuesta a la carga de frutos muy
similar en las tres variedades en estudio. A
medida que se incrementó la carga frutal, aumentó
la producción total, aunque disminuyó
el peso medio de frutos. La PDM aumentó
en función de la carga frutal, hasta alcanzar
valores máximos con 1200 frutos/planta; por
encima de un valor crítico en la carga frutal,
 
film izle film izle film izle film izle film izle